REFERXIONES

De tapas moradas.

  http://feralon.blogspot.es/img/refer.jpg 

Los miércoles suelo ir a visitar a mis padres para no solo ver como se encuentran, también ayudarles a comprar las cosas que necesitan  de mas peso: la fruta, garrafas de agua…

 

El pasado miércoles, una vez terminada la tarea de las compras, se me ocurrió ver la habitación justo en la entrada de la pequeña vivienda que representa el hogar de mis padres y que lo fue también para mi durante unos cuantos años. Dicha habitación fue mi refugio durante algo más de un lustro, luego ya me casé. Ahora,  un sillón de esos para dar masaje en la espalda, toda una rareza, también un mueble-cama y una librería gobiernan su paisaje. Me puse frente a la librería para ver  que libros habían colocado mis progenitores y mirando las estanterías, se acercó mi padre que sigue  empeñado en darnos "ya mismo", libros y libros, para repartir entre mi hermana y yo. Pero no los queremos, es como decir que se terminan  muchas cosas y eso… no es así.

 

El caso es que mi padre tiene una enciclopedia, muy antigua, edición de 57, vamos del año que nací yo y siempre me ha encantado abrir las páginas de algunos de sus 9 tomos. Sus tapas de un morado precioso sobre cartón duro, de ese que protege realmente sus contenidos, el tacto de sus hojas de una fina aspereza, por incongruente que esto parezca incluso una característica olor, todo unido hace que me resulte fascinante el ojear cada uno de esos volúmenes.

 

           http://feralon.blogspot.es/img/tap.jpg

 

De pequeño, recuerdo, cogía uno de sus tomos y tumbado en mi cama visitaba los países mas lejanos y pintorescos, observaba en las fotos todos los lugares que me prometí visitar y que ahora viviendo de realidades se que ya nunca veré "in person". Por eso, seguramente, revisando sus páginas, el miércoles pasado, sentí algo especial al mirar las mismas imágenes que hace ahora tantos años disfrutaba en mirar y leer.

 

No me atrevo a pedir la enciclopedia a mi padre, aún sabiendo que me la daría enseguida; supongo que llevármela a mi actual hogar, parece como si arrancase de cuajo un recuerdo enraizado en mi casa y habitación de antaño, como si les quitase algo a mi padres, como si…no sé. No es el momento.

 

Curiosamente, antes de marchar, en el tomo tercero abrí por la mitad el mismo y apareció una foto en blanco y negro del circo de Roma y de alguna manera me consolé. Ves –me dije-algo si he llegado a ver en persona.

 

Es miércoles hoy; esta tarde he quedado con Diego en ir juntos a ver a mis padres. Seguramente le muestre a mi hijo la enciclopedia de tapas moradas y firmada, como siempre hacía, por mi padre en su primera pagina en blanco. Las fotos y contenidos a vista de hoy,  han quedado como algo obsoleto y viejo…. Pero siguen teniendo cierta magia, un extraño encanto, una sutil belleza en los colores, que en ocasiones parecen pintados a mano. Son ya cincuenta años de su confección a fin de cuentas.

 

   Cincuenta años.  Me suena.

 

¿Seré yo de algún modo también una enciclopedia? Seguramente todos lo somos, con tapas diferentes y calidad de hoja, foto ó contenido sin duda algo mas pobre?. Dentro de cada uno…¡Tenemos tanto fijado en la retina y escrito en nuestro corazón!.

 

                                                                                    http://feralon.blogspot.es/img/Ferfir.jpg

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: