REFERXIONES

Mundo mesa.

    A un lapiz.

 

          http://feralon.blogspot.es/img/amme.jpg Mundo mesa.

 

Su colorido es en dos tonos de grises claros y permite ver cada objeto sin remisión, con la suficiente claridad como para darse cuenta de que existe mucho trabajo sobre ella. El metalizado es frío a todas horas, pero por las mañanas se nota de manera especial. Un recipiente acumula los clips que sujetan papeles mil con multitud de problemas contables, verdadera materia prima de mi vida laboral junto al teléfono inalámbrico estilo  galáctico.

El calendario recientemente cambiado actualizando el año, marca los días como un reloj las horas de manera implacable. El botellín de agua, del que bebo demasiado poco, carpetas de variados colores que al menos junto  a los rotuladores fluorescente otorgan un poco de vidilla a su plano paisaje. Cubilete que contiene bolígrafos, lápiz y tijeras…

 

Gavetas, porta rollo de celo, hojitas sueltas de papel para notas… Apenas todo esto  ya se usa, pues el “rey “ahora es sin duda ese objeto tan letal como necesario; es como diría el difunto Umbral: “Como esa mujer hermosa y bella, rubia, esbelta, de cuerpo impecable, que se acerca a ti lenta y sugerente, mirando fijamente a mis ojos y cuando se acerca, al abrir la boca para sonreír…se le ve un diente de metal”.  Me refiero al ordenador y su alma informática, el es el verdadero artífice del paro general, pues es la informática en todas sus variantes nunca habladas en los telediarios ni en reuniones importantes, quien conlleva a miles de personas al paro más absoluto. 

 

Algunas veces avanzar con estos inventos es retroceder un poco a su vez. Donde trabajo, hay una maquina en el almacén de embalajes manejada por el sistema informático, en el que donde hubo seis personas, solo necesita a una. Los lunes soleados están los otros cinco sentados en su banco recordando viejos tiempos laborales.

 

En la esquina de esta mini planicie en la que mis antebrazos rozan su “piel” metalizada, junto a la gran ventana (lo mejor de mi sitio) tengo una maceta a la que llamo Galadriel, que va creciendo, como los papeles amontonados junto a ella.   Luego a su lado, más carpetas y papeles de temas olividados. Por cierto que tengo un marquito pequeño en el que puse una fotografía con mi mujer y mis dos hijos, para recordarme que estoy aquí por ellos, mas que por mi, eso es seguro.  Ah! y que no se me olvide: un cajón pequeño, que solo parece estar hecho para contener los “vales” de comida y una colección de píldoras de colores para lo dolores de cabeza, de lumbago, cervical y otros.

Algunas veces me quedo mirando el lápiz que asoma por el recipiente que contiene los bolígrafos y rotuladores. Digo asoma por que ya esta muy gastado y mide unos pocos centímetros; hace tiempo que apenas lo uso; el del número dos, amarillo y negro, de los de toda la vida y lo tengo casi como recuerdo, posiblemente como adorno mas que utensilio, pero me gusta tenerlo cerca, recordándome que una vez fue base de todo. El lápiz es compañero fiel y además, me encanta tenerlo junto a la pantalla del ordenador, desafiante en su pequeñez, como un David frente al rectangular Goliat.

     Es -simplemente- mi mesa de trabajo.

 

                         Como tantas otras de tantos otros.

                                                                 http://feralon.blogspot.es/img/Feral.jpg 

 

Comentarios

Sin duda los aparatos llenos de circuitos y recubiertos de metal estan apoderandose de aquellas herramientas que un dia dibujaban favulosos trazos, pero lo peor no es que les marquen un fin, lo peor es que ahora no podriamos vivir sin la prolongación de nuestas vidas; movil, ordenador, internet...¿Realmente dominamos a las maquinas?, quizá la película de Yo Robot de Will Smith no este tan lejos de la realidad.... Pd. Ya nos contaras tu opinión de la nueva pelicula de Clint Eastwood. Un abrazo

Añadir un Comentario: