REFERXIONES

La reflexion. lleva al acierto.

Textos. fotos. dibujos. vivencias. viajes. sentimientos. reflexiones varias…en LETRA*VISION

Se cierra un año.

Escrito por feralon 30-12-2007 en General. Comentarios (0)

 31 de diciembre:  Se cierra  un   a ñ o  en la  historia de tu  vida.

 

                      http://feralon.blogspot.es/img/Libro.jpg 

Cuando comenzamos este año, era todo nuestro, se nos puso en las manos para poder moldear y hacer de él lo que quisiéramos: un poema, una oración, tener alguna pesadilla, cantar, llorar…

Podíamos.   Hoy ya no se puede, pues ese tiempo ya no es nuestro, ya esta “escrito”. Es así, como un libro que nosotros mismo hubiéramos creado, que “alguien” una vez llegará a leer con todos los detalles en él colocados ya sin posibilidad de corregir, pues eso es algo que esta fuera de nuestro alcance.

Pensemos unos momentos, a tan solo unas horas antes de finalizar el año. Cojamos nuestro libro particular, el de cada cual, que ya es viejo y despacio… lo hojeamos; dejemos pasar una página en nuestras manos, disfrutando con lo dedos de la sutil aspereza que tienen las hojas de una edición antigua. Hay que dejar pasar entre sus líneas, nuestra conciencia;  tengamos el gusto y de paso la valentía de leer este trozo la propia vida, tanto lo escrito de manera rápida y desbalazada, como la narrada con el mejor de los estilos. Leamos también los párrafos que nunca hubiéramos querido escribir, aquellas anotaciones a pié de página que expresan al detalle circunstancias no deseadas.

No intentemos una vez releído todo, eso de arrancar hojas que no queremos conservar por que no cuentan algo de gusto pues ya es inútil… ¡si…tengamos el valor de leerlas!  El libro es nuestro y ahora es tiempo de revisarlo para cuando dentro de poquito tengamos en nuestro poder otro en blanco para ir cumplimentando, no repitamos a ser posible lo malo del anterior.

Hay que escribir en el nuevo libro con el instrumento hermoso del libre albedrío sobre la superficie inmensa, notable, grande de nuestro propio mundo.

Asi que si  ahora con el entre tus manos quieres besar ese libro viejo: BESALO; si tienes ganas de llorar, LLORA fuerte y con ganas sobre él, no le harán daño tus lágrimas. Ten valor y entrégaselo a ese “alguien” para que vea lo mejor y lo peor de ti durante este periodo y al entregarlo para su lectura pide PERDON y da las GRACIAS.

Ahora toma el libro nuevo, ese que tiene casi trescientas setenta caras en blanco y abierto a tu escritura; es tuyo. Hazlo con tu letra y a tu manera, pero intentado ser limpio, una hoja blanca se emborrona fácilmente. Haz tu propia narración y se feliz escribiendo.

         http://feralon.blogspot.es/img/Separ.jpg http://feralon.blogspot.es/img/refer.jpg http://feralon.blogspot.es/img/Separ.jpg

Huyendo entre la prisa.

Escrito por feralon 28-12-2007 en General. Comentarios (0)

Huyendo entre la prisa.

http://feralon.blogspot.es/img/VID.JPG  

 

Sin aviso,

sin control,

sin permiso.

No hay sol.

 

En la ventana,

poco viento

pule sus rejas;

Sin aliento.

 

Mano que aprieta

Con sangre,

Con llanto.

Alma en ristre.

Esperando.

 

Sin sonrisa,

apenados,

huyendo entre prisa.

Asustados.

 

Eso si...

 

A veces

ríes,

amas,

lees

juegas,

sueñas,

andas,

piensas,

incluso…

la escribes.

 

Es así la vida.

               Tú lo sabes.

 

(Fer. Alonso 26/12/2.007)

PREVENGO.

Escrito por feralon 28-12-2007 en General. Comentarios (0)

http://feralon.blogspot.es/img/Preve.jpg 

 

Navego por el tiempo,

Con pasos entrecortados.

O ¿vuelo entre las horas

Agarrándome al viento?

Sobre el barro, ahogados,

Hilos de sentimiento.

Jadeo entre mis latidos,

Y muerdo mis heridas

En ésta piel ya cansada.

Mido todos los minutos,

Aclarando así mis días,

Revisando cada mañana.

 

Por si…

 

Esta parte ya termina,

Éste reloj se me para,

El paisaje se agrieta,

Mis ojos ya se ciegan,

La piel se me rompe,

Ó las miradas se apagan.

Es mejor volar, navegar,

En lo inseguro de la nada.

Y con mi tacto consultar

En lo profundo de mi alma.


Fer. A. 19/12/2007

HACE 30 AÑOS...

Escrito por feralon 26-12-2007 en General. Comentarios (0)

...murió el maestro del cine y …de tantas otras cosas. Charlot gana con los años, pues se hace actual, moderno…vivo.


                                  http://feralon.blogspot.es/img/Charl.jpg      Es uno de los ídolos de Fer.

 

                                               ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO.

 

                                A 30 años sin Chaplin, genio tragicómico.

 

"La vida es una tragedia, si la ves de cerca, pero una comedia si la miras con distancia", decía Charles Chaplin y treinta años después de su fallecimiento todavía no hay lejanía suficiente para explicar la dramática trayectoria vital de uno de los mayores genios del humor.

"Este es un momento muy emocionante par mí y las palabras parecen fútiles, tan enclenques... Sólo puedo decir gracias por el honor de haber sido invitado aquí. Sois maravillosos, gente dulce",   expresó entre lágrimas Charles Chaplin cuando Hollywood le rindió homenaje en 1972 con un Óscar honorífico.

Ni un reproche dedicó Chaplin (Londres 1889) al mundo que le había vetado políticamente durante la Caza de Brujas. Era su regreso después de 20 años de exilio en Europa, y sólo agradeció el reconocimiento y el afecto, aunque volvió a despreciar a la palabra, cuya llegada al cine nunca encajó con deportividad.

"Las palabras son escasas. Lo más grande que puedes decir con ellas es: elefante", ironizaba, y no recurrió a ella hasta 1935 en 'Tiempos modernos', aunque en ella todos hablaban menos él. El pequeño Charles Spencer Chaplin había decidido ser cómico cuando, durante una enfermedad que le mantuvo en cama durante semanas, su madre le representaba las escenas que sucedían en la calle para entretenerle.

Procedente de una familia paupérrima, la infancia británica de Chaplin fue digna de los más desesperanzadores relatos de Dickens y retratada por él mismo de manera indirecta en la enternecedora y magistral película 'El chico' (1921).

"Al crear a Chaplin, Dios estaba en muy buena forma. Necesitará uno o dos siglos para hacer otro genio de este calibre"

Billy Wilder.

Y es que lo que hizo a Chaplin maestro de la comedia fue, probablemente, su profundo conocimiento del drama, su emoción vivida de primera mano que quedó en una filmografía ilustrada por niños, por una ciega en 'Luces de la ciudad' (1931) y, desde luego, siempre por el desamparo de su inmortal vagabundo Charlot.

En 1912 se instaló en Estados Unidos, en 1918 fundó su propio estudio y su creciente popularidad —fue el primer actor en ser portada de la revista 'Time' en 1925— le hizo el mayor icono del cine mudo. Pero su genio atormentado y su compleja personalidad pronto encontraron detractores: los británicos, por considerarle traidor, y la crítica, sobre todo años más tarde, por eclipsar a otros fenómenos cómicos de la época como Harold Lloyd o Buster Keaton.

Bertrand Tavernier y Jean Pierre Coursudon escribieron en su enciclopedia crítica '50 años de cine norteamericano' que "el lacrimoso humanismo, el tono lloriqueante y a veces masoquista (de Chaplin) suelen aliarse a un simplismo de lo más irritante", a lo que añadían su fama de intratable. "Como todos los megalómanos, despreciaba todo lo que no hubiera creado él mismo (fotografía, escenografía). En lugar de servirse de esos elementos, los consideraba como otros tantos obstáculos que se alzaban entre él y su creación", escriben en el libro.

Por eso, quizá parecen más matizadas y fuera del encanto del bombín, el bigote y los zapatones en títulos como 'La quimera del oro' (1925) sus obras más amargas, en las que captó al cómico crepuscular y la incomprensión personal e ideológica a la que la opinión pública estadounidense le sometió.

Así, 'Monsieur Verdoux' (1947) —el último Charlot— y 'Candilejas' (1952) dieron la vuelta a su filmografía mientras se revelaban los entresijos polémicos y trágicos del genio que, al promocionar la última de ellas en Reino Unido, no pudo volver a Estados Unidos.

Sus inclinaciones políticas chocaron contra el Comité de Actividades Antiamericanas —que vieron en 'Tiempos modernos' y 'El gran dictador' (1940) contenidos comunistas—, y sus matrimonios, siempre con mujeres notablemente menores que él —con su cuarta y última mujer, Oona O'Neill, se casó con 54 años cuando ella tenía 18—, le hicieron persona 'non grata' para la moral de la época.

De hecho, la biografía 'Tramp: The Life of Charlie Chaplin', de Joyce Milton, aseguraba que Vladimir Nabokov se inspiró en él para crear su obra maestra 'Lolita'. Sea como fuere, una vez en Inglaterra rodó 'Un rey en Nueva York' en 1957 y 'La condesa de Hong Kong' en 1967, que supuso un broche indigno a su trayectoria y fracasó en crítica y público.

Pero Hollywood subsanó su error en los setenta y, además del citado homenaje honorífico, en 1973 le dieron un nuevo premio en competición por la música que él compuso para 'Candilejas', que nunca había sido estrenada en Los Ángeles hasta entonces.

Con 88 años, Chaplin murió de manera tranquila en la madrugada del 25 de diciembre de 1977, mientras dormía en la localidad suiza de Vevey, pero su cuerpo aún sufrió un último revés tragicómico: El 3 de marzo de 1978 fue robado del cementerio local y no fue encontrado por la policía hasta el 18 de mayo.

                                                                http://feralon.blogspot.es/img/Chap.jpg

Antigua y blanca navidad.

Escrito por feralon 26-12-2007 en General. Comentarios (0)

Mi buen amigo Pedro, columnista en DIARIO JAEN, fiel a su "martes", se encuentra de pleno con el día navideño y escribe sobre la casual circunstancia recordando la NAVIDAD mas añeja.
Habla de ella cuando todavía era realmente la festividad sincera,  alegre y divertida, en la que su verdadero "espíritu" se percibia en cada trozo de alemendrado, ese que se comia un poco antes de ir a la "misa del gallo"; eran tiempos de no saber a ciencia cierta quien era "ese señor de rojo gordito" (ni falta que hacia) y los reyes magos se acercaban tanto en nuestros (si, nuestros) belenes como a nuestros (si, tambien nuestros) corazones.

Me sumo a los mismos deseos y tambien pido solo una cosa en mi carta a los reyes: una navidad como las de antes.

 

                                                                           http://feralon.blogspot.es/img/Feral.jpg 

 

http://feralon.blogspot.es/img/Nav3.jpg 

Opinión martes 25.12.07

 

Antigua y blanca navidad.

 

Pedro A. López

 

Juguetes descatalogados, series de televisión de los sesenta, libros de cuentos o de texto en los que leyeron nuestros padres y abuelos, viejas colecciones de cromos… Todos estos regalos están de moda quizá porque nos dejan una puerta abierta a una navidad que alguna vez vivimos.

¿Quién no tiene guardado en el recuerdo aquel tiovivo de latón, la primitiva Nancy, la ingenua adaptación de un clásico juvenil, primera invitada en lo que luego sería “nuestra biblioteca” o un vetusto camión de madera pintada?

Son objetos que poblaron nuestro imaginario personal, que despertaron ilusiones, elevaron anhelos e hicieron florecer deseos. Empezamos a ser personas de la mano de aquellos regalos de Reyes, de aquellas navidades de nuestra infancia.

¿Dónde han quedado aquellas tardes de paseo frente a los belenes de los escaparates? Entonces nevaba y hacía frío de botas con suela de tocino. Los Reyes Magos eran mucho más altos que los que ahora pueblan las carrozas, o al menos eso recordamos.  

Los primos nos reuníamos en casa de los abuelos, frente a la chimenea o alrededor del brasero de picón… ¡Niño, no te acerques tanto, que te van a salir cabrillas! (Nunca logré saber qué extraña enfermedad era aquella que podía aquejarte las piernas si te acurrucabas al calorcillo que subía a golpes de paleta en las ardientes ascuas).

Y el abuelo inundaba la inmensa cocina rascando la botella de anís “del mono” con el tenedor mientras los tíos, recién llegados, desplegaban sobre la mesa ricos polvorones y mantecados que eran capaces de amalgamarse con la saliva formando un peligroso engrudo difícil de digerir. Claro que, ante la menor muestra de ahogo, siempre estaba la abuela al quite con un traguito de vino dulce o incluso de coñac… que hace mucho frío... y el chiquillo se tiene que entonar…

Alguien sacaba entonces una cámara de fotos, mejor con aquel peculiar invento llamado cuboflash que solo servía para cuatro instantáneas, y la familia se iba colocando de acá para allá según intricados movimientos sincronizados: ahora los nietos con los abuelos, los padres con los chaveas, los primos solos…

La abuela y las tías tardaban en incorporarse  ya que las olorosas viandas necesitaban los últimos toques. La Navidad se cocía a la vez que aquel arroz que era sinónimo de reunión familiar y todos éramos como figuritas de barro en un belén del que nos sabíamos piezas insustituibles.

El tiempo, la vida, el progreso y el calendario han hecho que todo aquello solo sea un recuerdo sepia que nada tiene que ver con la realidad navideña actual. La moda de la nostalgia quizá nos haga recuperar el viejo juguete perdido o el libro que siempre quisimos tener de niños pero no puede conseguir hacernos vivir la Navidad de entonces.

Ahora la fiesta es solo fiesta. La navidad es una temporada comercial más colocada entre el verano y las rebajas de enero. Comprar y regalar se han convertido en los verbos navideños por antonomasia. Cuando escriba mi carta a los Reyes creo que les pediré una navidad antigua.  Quiero sentirme niño de nuevo, pisotear la nieve con mis botas nuevas y mirarlo todo con ojos asombrados desde los escarchados cristales de mi habitación…